Parece que la curtiembre SADESA, propiedad de la familia Galperín, está violando el decreto que prohíbe los despidos, ya que en plena pandemia repartió cartas documento para echar a sus empleados.

“La miserabilidad de grandes empresarios en la Argentina continúa. Estas cartas documento está enviando SADESA, la curtiembre de la familia Galperín. Marcos, igual que Paolo, están en el top ten de los más ricos del país”, denunció Itai Hagman.

Itai Hagman on Twitter

Fuente: Diario Registrado