La Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) resolvió este martes notificar a los titulares de las 950 cuentas en el exterior que no fueron declaradas en la República Argentina cuando debían serlo.

La decisión se tomó en el marco de una investigación interna en AFIP, que tiene su correlación en una causa judicial en la fiscalía de Federico Delgado, informó el periodista Juan Amorín en el canal C5N.

En total, se calcula que las 950 cuentas aludidas suman un tota de US$2.600 millones que deberían haber sido declarados ante la AFIP durante la gestión del Gobierno anterior, que estuvo a cargo de Alberto Abad.

Tanto Abad como Marcelo Costa y Néstor Sosa se encuentran implicados en la causa judicial que investiga el fiscal Delgado debido a que se presume la complicidad de los funcionarios con los titulares de las cuentas que no fueron declaradas.

Con ese "arreglo", las cuentas habrían sido escondidas por Abad y sus funcionarios, quienes habrían decidido "encubrir arbitrariamente a los titulares" para que no hicieran el blanqueo de capitales propuesto por la gestión anterior de Gobierno, explicó Amorín.

Las identidades de los titulares de las cuentas están amparadas por el secreto fiscal, pero la AFIP debería poder recabar la información y hacer el cruce de datos para descartar a quienes particuparon del blanqueo de capitales en este último tiempo.