El ministro de Defensa sostuvo este martes que le sorprende el "contexto" en el cual el Gobierno de Macri tomó la decisión de enviar material represivo "en forma de contrabando agravado" a Bolivia, cuando se consolidaba en la nación andina el golpe contra Evo Morales y la Argentina se vieron "en plena transición política" tras la victoria del Frente de Todos (FdT) en las elecciones presidenciales de 2019.

"Me sorprende el contexto en el cual se dio ese envío. El de Macri era un Gobierno que se estaba yendo y toma una decisión de estas características. Evidentemente, hubo ordenamiento internacional para derrocar a Evo Morales ", dijo Rossi en declaraciones radiales .

Y en ese sentido, el funcionario agregó: "Está claro que esta decisión de mandar material en forma de contrabando agravado se tomó en el más alto nivel del Estado y se produce entre el 11 y 13 de noviembre".

"Todos sabemos que en esos momentos de transición no se toman decisiones de tanto volumen. Debe realizarse en función de algunos compromisos o alguna presión de esa coalición internacional que se generó para derrocar a Morales", interpretó el titular de la cartera de Defensa.

En la misma línea, pidió "no olvidarse" del rol que por esos días jugó Luis Almagro como secretario general de la OEA en relación a la asonada que se produjo en Bolivia, ya las felicitaciones que el entonces presidente estadounidense Donald Trump le tributó a los golpistas que instalaron en el poder a Jeanine Áñez.

En el mismo sentido, Rossi consideró que las 70 mil municiones enviadas fueron "40 mil a las Fuerza Aérea Bolviana", pero que los otros "30 mil a la Policía, que son los que hallaron y mostraron ayer".

"Por eso se cree que cometieron dos tipos de delito: contrabando agravado y encubrimiento", definió Rossi.

Fuente: Télam