Increíble, pero real. El gobierno de la Ciudad de Buenos Aires advirtió a sus ciudadanos que no salgan del país por la posible llegada de una segunda ola. Fue justamente lo que hicieron Horacio Rodríguez Larreta y el hijo del vicejefe porteño, Diego Santilli. 

El pedido de Fernán Quirós responde a la difícil situación que enfrentan los países de la región y a la llegada del invierno en Argentina, lo que generaría condiciones para una segunda ola de coronavirus. 

De forma insólita, en el gobierno de Larreta vale el viejo dicho: "Haz lo que yo digo, pero no lo que yo hago". Recientemente, Santilli permitió el viaje de egresado de su hijo a México, donde se contagió de COVID. Se sospecha además que mintieron en el hisopado para poder volver al país y no hacer la cuarentena en México. 

Hace una semanas, además, el propio Larreta se fue de vacaciones al exterior. ¿A dónde? A Brasil, el país con más contagios y muertes de toda Sudamérica. Además, en Brasil circulan cepas ultracontagiosas. A ese destino fue el Jefe de Gobierno de la  jurisdicción argentina que tiene por lejos las peores estadísticas en relación al coronavirus.