“La verdad, de corazón, me arrepiento de haber hecho doler a Florencia Kirchner en algún momento por algo que haya dicho. Sé que me van a putear con esto. Pero digo la verdad, no soy políticamente correcto”, afirmó el conductor de “Alguien tiene que decirlo”, por radio Rivadavia, frente a la sorpresa de sus compañeros.

Precisamente, Baby venía atacando a la hija de la vicepresidenta, al sostener que “tiene seis palos verdes en una caja fuerte y nunca laburó”.

“No voy a coincidir con ustedes”, cortó Feinmann. “Prefiero no hablar de Florencia Kirchner; es más, me arrepiento de haber hablado mal de ella en su momento. Es una chica que nunca fue funcionaria y es una mujer enferma. No es una chica -se corrigió-, es una mujer enferma. En esta no voy a coincidir con ustedes. La verdad, de corazón, me arrepiento de haber hecho doler a Florencia Kirchner en algún momento por algo que haya dicho”, insistió.

Durante la permanencia de la joven en Cuba por razones de salud, el comunicador se burló miserablemente en numerosas oportunidades de aquel padecimiento.

“Métanse con Máximo Kirchner, métanse con Cristina, que es la más corrupta de la historia. Para mí Florencia es otra cosa. Yo la separaría. Es una cuestión mía personal”, finalizó Feinmann.

Fuente: Info135