Luego de que el gobierno a cargo de Horacio Rodríguez Larreta avanzara con un recorte de casi 800 millones de pesos destinados a los comedores populares, medida que afectaba la alimentación de 54 mil chicos y chicas de los sectores más vulnerables, finalmente se dio marcha atrás con la polémica medida y desde el ejecutivo afirmaron que se trató de un “error de carga”.

El famoso “si pasa, pasa” que caracterizó a la gestión de Mauricio Macri para avanzar en su plan de ajuste continúa siendo parte de las políticas del gobierno de la Ciudad.

“Luego de denunciar a Horacio Larreta por la quita de $785 millones a comedores populares, funcionarios del gobierno se comunicaron para avisarme que lo que habían publicado en el Boletín Oficial "fue un error” sostuvo la legisladora del Frente de Todos, Lorena Pokoik, una de las voces que denunció la polémica medida.

Cabe recordar que el gobierno porteño llevó a cabo una readecuación presupuestaria millonaria de un programa sensible destinado a barrios vulnerables y destinar los fondos para subsidiar el subte. Se trata del programa de fortalecimiento a grupos comunitarios que trabaja con los barrios y comedores más humildes al que le quitó 785 millones de pesos.