Emilio Monzó criticó de nuevo a Macri, y a su "gobierno de obsecuentes", al tiempo que lanzó un particular elogio para Cristina Kirchner.

En una extensa entrevista, Monzó analizó los motivos y fallas internas que llevaron a Cambiemos a la derrota electoral y habló del rol de Macri en el futuro político del espacio.

El diputado se separó del PRO y resaltó su pertenencia al peronismo, al tiempo que indicó que sólo trabajó con Macri y dejó entrever que se sintió decepcionado por el rumbo que tomó la alianza de gobierno.

"En 2015 mi ilusión era formar un gobierno más amplio, integrar a ese peronismo que colaboró en el Congreso para formar una tercera vía y superar la grieta. En eso sí me decepcionó", planteó.

Y cuestionó algunas formas del Gobierno cuando le preguntaron por Marcos Peña. "El poder es transferido por quien conduce el gobierno y Mauricio lo cargó en exceso, al definirlo como "sus ojos y su inteligencia". El objetivo de Marcos es cuidar a Mauricio y ese objetivo, ese error de origen, marca los errores siguientes. Hace que los gobiernos tengan un perfil más de cortesanos que de gente que legitima políticamente", afirmó.

Y resaltó: "Ese error te lleva aislarte de la sociedad y aislar al presidente o al jefe de la realidad, porque la perdurabilidad de todos sus funcionarios depende más del humor de quien manda que del humor de la gente. Por lo tanto, termina siendo un gobierno de obsecuentes. El Presidente no se rodeó de gente que tuviera legitimación política propia, que trajera un prestigio anterior frente a la sociedad, que discutiera las órdenes".

En esa línea, enfatizó que esa situación llevó a Macri a "aislarse y a creer que una semana antes de las PASO podíamos ganar la elección" y cuestionó con dureza el "enojo" del jefe de Estado tras la derrota en las PASO. "Eso nos llevó a que el 12 de agosto y durante 10 días viéramos a un presidente desnudo que le endilgaba a la sociedad la responsabilidad del resultado electoral. Vimos a un presidente enojado, porque llegó a una situación tan virtual y la realidad fue tan contundente que no lo pudieron aceptar. Ese es el error principal", disparó.

También criticó a Durán Barba: Tiene un discurso muy malo para el país y muy cómodo para este esquema de poder. El discurso de él es que no es necesaria la intermediación política, lo vincular. Cree que esto se resuelve con las redes y la tecnología, que se resuelve del centro hacia la periferia, pero las responsabilidades son del presidente y de los funcionarios".

En otro orden, Monzó también efectuó un particular elogio sobre la vicepresidenta electa Cristina Kirchner, a quien definió como la figura más trascendente de los últimos 10 años". "En 2015 nosotros llegamos al gobierno producto de esa figura, de los que querían a esa figura y de los que no la querían. Algunos creyeron que llegaron porque eran mejores", añadió.

Por último también elogió a Alberto: "Tengo una muy buena relación con él. Antes de todo este proceso, hablamos de la unidad nacional de cómo podemos ir construyendo puentes entre las partes y terminar con esta confrontación permanente. Eso es lo que nos une. Mi expectativa es que Alberto tiene la oportunidad. El respeto es mutuo.Voy a colaborar en todo lo que pueda para que Alberto Fernández tenga éxito, porque eso va a hacer que vivamos mejor todos."

Fuente: Clarín, El Destape