El jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta volvió a justificar el ajuste en la Ciudad y el aumento de impuestos con la quita de coparticipación que el Ejecutivo dictó en 2020. “Si la Corte Suprema nos devuelve la plata, bajo los impuestos que subimos”, así lo afirmó Rodríguez Larreta, en relación a un hipotético fallo de la justicia que, esperan, devuelva a la gestión porteña la coparticipación que fue redistribuida por el ejecutivo nacional en pos de reforzar las partidas para la seguridad de la provincia de Buenos Aires.

En esa línea, el dirigente de Juntos aseguró que la pérdida para la Ciudad fue de “70 mil millones de pesos”, en tanto que lamentó que le “avisaron un minuto antes”. “La mitad de eso se financió bajando el gasto en la Ciudad; prácticamente hoy no hay obras grandes, fue para equilibrar las cuentas y que no todo sea aumento de impuestos ”, se excusó el mandatario porteño.

A partir de ello, se sinceró al reconocer la suba de impuestos impulsada desde su administración que afectó a los ciudadanos de la Capital Federal en los últimos meses y sostuvo que “si la Corte Suprema devuelve la plata, al minuto se bajan los impuestos y no se sube ninguno más en la Ciudad de Buenos Aires ”.

Por otra parte, consultado sobre la promesa de extender la línea de Subtes afirmó que hubo mejoras en el servicio, y también avisó que "no hay plata" para generar una nueva línea. "La prioridad era seguir construyendo la línea H. Hay más subtes con aire acondicionado, aumentó la frecuencia y mejoró el servicio", comentó.

En enero de 2016, un decreto presidencial de Mauricio Macri incrementó de 1,40% a 3,75% los recursos que reciben la Ciudad desde la Nación, favoreciendo al distrito más rico del país. En septiembre de 2020, Alberto tiró atrás la polémica decisión de Macri y desde ese entonces Rodríguez Larreta justifica cada ajuste en la Ciudad y cada aumento de impuestos con la premisa de que "le sacaron  plata".