La líder de la Coalición Cívica (CC), Elisa Carrió, está aislada luego de mantener contacto estrecho con una persona infectada de Covid-19, La ex diputada contó públicamente que había comenzado el aislamiento y que se había sometido a un primer hisopado, cuyo resultado fue negativo.

Este domingo, la propia Carrió reveló en una entrevista en TN que rechazó la primera dosis de la vacuna rusa. “Es una buena vacuna, lo que yo rechazo es la dictadura de Vladimir Putin. Si llega una AstraZeneca me la pongo”, sostuvo en una entrevista desde su casa de Exaltación la Cruz, provincia de Buenos Aires.

En sus declaraciones, la ex Diputada Nacional y fundadora de la Coalición Cívica justificó su accionar. “Ayer o anteayer, porque no sé en qué día vivo, me tocó el turno con la Sputnik V y lo rechacé en un acto de protesta contra la dictadura de Putin. Esto es coherente con mi posición personal de siempre. Como tengo 64 años y tantas enfermedades, espero que la próxima vacuna sea proveniente de un país democrático y ahí ya me voy a vacunar”, dijo la ex diputada. 

En consecuencia, ahora Carrió deberá realizar el protocolo pertinente por ser contacto estrecho de un caso positivo, que incluye la realización de un nuevo hisopado. Según trascendió, el mismo tendría lugar el próximo viernes.