En el marco de los preparativos para la apertura de sesiones ordinarias del próximo lunes primero de marzo en el Congreso, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, está aislado por ser contacto estrecho de la ministra de Salud, Carla Vizzotti, quien dio positivo luego de testearse por coronavirus junto al resto del Gabinete, como requisito para asistir a la Asamblea Legislativa. 

Días atrás, fue el propio Cafiero quien dispuso que todos los ministros y secretarios que asistirán al acto de apertura de sesiones ordinarias el próximo lunes debían hisoparse, para evitar un contagio masivo en el acto que tendrá lugar en el Congreso Nacional. 

Esta tarde Solá también se testeó, al igual la ministra de la Mujer y Géneros, Elizabeth Gómez Alcorta; de Salud, Carla Vizzotti; de Justicia, Marcela Losardo; de Transporte, Claudio Moroni; de Vivienda, Jorge Ferraresi; de Cultura, Tristán Bauer; Solá; así como la presidenta de Radio Nacional y TV Pública, Rosario Lufrano; la titular de AFIP, Mercedes Marcó del Pont; el presidente del Banco Central, Miguel Pesce; y el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla. Al terminar el trámite sanitario, los funcionarios se reservaban los comentarios.

El operativo de hisopado fue organizado por la Secretaría de Presidencia, a través del área de Protocolo y Ceremonial. El test para todos los presentes en la ceremonia de la apertura de sesiones ordinarias es un requisito que se planteó desde el Congreso.