El Gobierno de Mauricio Macri, a través del ministerio de Educación que encabeza Alejandro Finocchiaro, oficializó la convocatoria para obtener las becas Progresar, la asignación para estudiantes que cursen niveles de educación superior o quieran terminar las instancias de formación obligatoria.

De acuerdo a lo dispuesto en el Boletín Oficial, los montos mensuales que pagará el Estado a los beneficiarios serán lo que rigen desde febrero de 2018 e irán de los $1.250 a los $4.900 mensuales, para aquellos que estén por finalizar carreras consideradas "estratégicas". De esta manera, se confirma el ajuste sobre la educación. 

Desde la cartera de Educación confirmaron que los montos de las becas serán los mismos de 2018, a pesar de que la inflación de ese año fue del 47,6 por ciento, según el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec).

La decisión de congelar las becas del Progresar se conoció una semana después de que la Secretaría de Energía decidiera el congelamiento de otra asignación a sectores de menores recursos: el Plan Hogar. El mismo cubre parte del costo de la garrafa social a 2,8 millones de familias de todo el país. Ese subsidio se mantuvo en $152, mismo valor que en 2018.