El presidente Alberto Fernández cuestionó al presidente de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Rosenkrantz, por convocar por su cuenta a un acuerdo extraordinario el próximo martes para tratar el per saltum presentado por los jueces nombrados irregularmente durante el gobierno de Mauricio Macri

“Me llama mucho la atención las cosas que se ven dentro de la Corte, me preocupa enormemente. Lo único que estamos haciendo es reestablecer un orden perdido con el gobierno anterior”, aseguró el mandatario en diálogo con Radio 10. Se sabe: Rozenkrantz tiene muchos vínculos con Cambiemos. 

La citación del titular de la Corte a los supremos responde a un pedido de urgencia presentado por los jueces Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli, cuyos traslados fueron revocados por el Senado. Macri los había movido sin pasar por el Congreso argentino, un verdadero atropello institucional. 

“¿Qué pasaría si hoy en el juzgado vacante de Bonadio yo buscara un juez que me cae simpático y lo pongo en ese lugar? ¿Y qué si busco cuatro jueces que me caen simpáticos y los coloco como camaristas por decreto en las cuatro bancas de la Cámara Federal? ¿Qué diría la gente? Si yo hago eso es un escándalo, o sea que quiere decir que es un escándalo que ellos hicieron. Si yo quisiera aprovecharme de lo escándalos que hicieron, no haría nada de lo que hice. Legítimamente podría buscan un juez federal que me caiga simpático, a esos que llaman jueces K, que no sé si existen todavía, pero eso está mal”, describió Alberto Fernández. 

“¿Qué está discutiendo la Corte? Tengo una sola cosa en claro: los que defienden esto son los que quieren seguir manipulando a los jueces con lo hicieron durante el gobierno anterior. ¿Cuál es la disyuntiva que tiene el presidente de la Corte, que tiene tanto ahínco? ¿Qué está buscando? Cualquiera que ha estudiado derecho sabe que esto era un escándalo jurídico”, cerró.