Alberto Fernández se reunió con el gobernador de la Provincia, Axel Kicillof y el vicejefe de gobierno de la Ciudad, Diego Santilli, para analizar la cuarentena y evitar el movimiento de gente. Según palabras del presidente, “tenemos las mismas ideas”, planteó.

“Estamos enfrentando a un virus que no tiene vacunación previa que haga prevenirlo, no tiene medicamentos, lo único que nos queda es protegernos y tratar de evitar el contacto humano”, agregó el mandatario.

En ese sentido, informó que en los últimos días aumentó el movimiento de gente en las calles y creció el contagio coronavirus. “Se mide por el movimiento de los celulares” detalló, y agregó que, tanto en la Ciudad de Buenos Aires como en la Provincia, “Crece el movimiento y crecen los contagios”. 

En consecuencia, anunció: “A partir de las 00 horas de mañana solamente pueden utilizar el transporte público los trabajadores esenciales”. 

Más adelante, dijo que “algo no estamos haciendo bien” y cuestionó las salidas nocturnas para hacer ejercicio, la apertura de comercios y las flexibilizaciones a la cuarentena. “Tenemos un problema en el AMBA que es el crecimiento de los casos”, subrayó.