El presidente Alberto Fernández pidió "dejar el esparcimiento social para otro momento, más adelante" e insistió en que "aún estamos muy lejos de haber superado el problema del coronavirus".

El jefe de Estado, estuvo acompañado por el ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof.

"Entiendo que la vida cotidiana exige animarnos a volver al contacto con el otro, para poder trabajar y producir. Tratemos que los contactos tengan que ver con producir, y ganar el sustento diario, pero dejemos para otro momento, más adelante, el tiempo para divertirnos y relajarnos. Estamos en un momento muy difícil para hacer eso. Estamos muy lejos de haber superado el problema", dijo el mandatario en un acto en Campana.

El Presidente participó del lanzamiento de la producción local de motocicletas Royal Enfield, durante el cual se anunció una línea de créditos del Banco Nación para la compra de motos de origen nacional.

Allí sostuvo que "el tiempo que vivimos, en medio de una pandemia, reclama un voto de confianza de las empresas" y dijo que ve "con mucha tranquilidad que se ha podido retomar el trabajo en muchas fábricas".