"Van a volver los recitales al Salón Blanco", adelantó el presidente electo Alberto Fernández en una singular entrevista que brindó a Radio Mitre. En diálogo con Bebe Contepomi, el candidato del Frente de Todos reflexionó sobre el Rock Nacional, el Tango, y más.

"Los viernes a la noche, viernes de por medio, se llenaba la Casa Rosada de gente para escuchar músicos como Charly García, Mercedes Sosa, León Gieco", recordó y aseguró que le gustaría que fuera Gustavo Santaolalla quien inaugure el nuevo ciclo de recitales en Balcarce 50. "Tienen que estar todos", afirmó. 

Luis Alberto Spinetta en Casa Rosada - 04 de marzo de 2005

Más adelante, hizo un recorrido por los orígenes de la música popular argentina. "Hubo un tiempo donde la Argentina tuvo músicos como Mariano Mores, poetas como Homero Manzi, que hicieron del tango algo maravilloso. Despues hubo una camada de folkloristas como el "Cuchi" Leguizamón que hicieron del folklore algo único. Y despues vinieron los rockeros como Litto Nebbia, como el "Flaco" (Luis Alberto Spinetta), Manal, Vox Dei, Santaolalla de Arcoíris, que hicieron otro tanto. La Argentina es una generadora de músicos", dijo Fernández. 

En la misma línea, agregó. "Ese rock creo que ya ha cambiado un poco desde la llegada de Soda Stereo y Virus, y ahora hay otra música, donde muchas texturas se expresan", señaló Alberto, y bancó a bandas como Los Estelares, Los Tipitos, Ella Es Tan Cargosa, entre otras. 

En otro fragmento, contó cómo fue que el músico Andrés Calamaro decidió regalarle una guitarra que aún no recibió. "Todavía no nos vimos", dijo Fernández. "En todos los programas donde voy aparece una guitarra para tocar", dijo, y agregó que en una entrevista le habían dado una "que ni siquiera estaba afinada. Era imposible tocarla". Entonces, "Andrés (Calamaro), que me estaba mirando, dijo 'No podes tocar con esa guitarra, te quiero regalar una guitarra'", relató Alberto Fernández entre risas.  

Antes de finalizar, consultado por el acto del próximo 10 de diciembre que marcará el inicio de su gobierno, Alberto Fernández, lanzó: "Lo que decidimos fue hacer una fiesta popular en Plaza de Mayo, con músicos, que va a comenzar a las 2 de la tarde y terminará a las 8 de la noche".