Ante los presidentes del G20, que reúne a los países más grandes del planeta, el mandatario argentino Alberto Fernández se refirió a las negociaciones con el FMI por la deuda externa. "No hay inocentes en esta historia. Son tan responsables los que se endeudaron sin atender las ruinosas consecuencias sobrevivientes como los que dieron los recursos para financiar la fuga de divisas en una economía desquiciada", describió. 

Fernández busca apoyo de los grandes líderes del mundo en las que negociaciones que el país lleva adelante por el pago del irresponsable crédito que sacó Mauricio Macri por 45 mil millones de dólares. Esa deuda es impagable y el FMI lo sabía: pero el crédito se otorgó para que Cambiemos lograra su reelección. Esa situación fue la volvió a recordar Fernández. 

"Que nadie se confunda. No vengo a renegar del capitalismo, vengo a alzar mi voz contra los que han sometido al capitalismo de la producción y el trabajo al de la lógica de la especulación financiera", insistió. 

"La ética social debe darle contenido a la economía y el G20 debe involucrarse en esa tarea sabiendo que tanta injusticia rodea nuestras vidas", cerró.