En su discurso de apertura de sesiones ordinarias del Congreso Nacional, el mandatario anunció el envío de un proyecto de ley que buscará declarar la emergencia de los servicios públicos con el objetivo de que la luz, el gas y el agua “dejen de estar dolarizados” y sean adecuados “a una economía en pesos”.

A la hora de argumentar la iniciativa, Alberto Fernández sostuvo: "la conformación de los nuevos cuadros tarifarios va a demandar meses. Hasta tanto podamos formular una nueva revisión tarifaria integral creo importante marcar un sendero en el precio de las tarifas de luz, gas y otros servicios para el próximo año y que estén vinculadas al ingreso de la gente".

En esa línea, el Jefe de Estado recordó que al principio de la pandemia por el coronavirus, su gobierno ordenó el congelamiento de las tarifas para disminuir el impacto de la crisis en los bolsillos de las familias argentinas. “Ha llegado el momento de comenzar a regularizar la situación” dijo.

Ante esta situación, Fernández adelantó que enviará un proyecto de ley al Congreso para "declarar la emergencia de servicio públicos y regulados con el objetivo de desdolarizarlos definitivamente y adecuarlos a una economía en la que los ingresos son en pesos".

"Queremos que los costos fijos que representan esas tarifas en millones de familias argentinas repercutan cada vez menos en el poder adquisitivo de cada una de ellas. “La pesadilla de tener que decidir entre alimentarse o pagar servicios públicos ha llegado a su fin" afirmó el presidente y generó el aplauso de la mayoría de los legisladores, a excepción del bloque opositor.