El presidente electo, Aberto Fernández, anticipó que enviará al Congreso un proyecto de ley propio para despenalizar el aborto similar al que fue rechazado en el Senado en 2018.  

"Voy a intentar que salga cuanto antes. No depende solo de mí", confirmó en una extensa entrevista con Página 12, en la que se definió como un "activista de ponerle fin a la penalización del aborto". De forma increíble, la iniciativa recibió las críticas de militantes del feminismo de izquierda. 

Sin embargo, Fernández agregó: "Va a haber un proyecto de ley mandado por el presidente. Pero tenemos que encarar el tema de otro modo. No se puede convertir en un elemento de disputa entre nosotros", agregó.

"Debemos respetar tanto a la mujer que siente que es un derecho sobre su cuerpo como a la mujer que siente que Dios no le permite hacerlo. Y cuando uno despenaliza y legaliza el aborto no lo hace obligatorio", pregonó