En el marco del Día del Camionero, el presidente y el gobernador bonaerense visitaron las instalaciones del Sanatorio Antártida y agradecieron al gremio por poner a disposición para enfermos de covid el centro de salud de camioneros y por el trabajo realizado durante la pandemia.

 “Cuando Hugo me preguntó si podía acompañarlos, le dije `debo acompañarlos´. Que proteste quien proteste y que se enoje quien se enoje. Gracias a Dios que tuvimos a los camioneros para pelear contra la peor pesadilla que hemos tenido, que es el coronavirus. Todo hubiera sido más difícil sin ustedes. Estoy acá como un compañero más", dijo Alberto Fernández en el Sanatorio Antártida, donde el líder camionero Hugo Moyano decidió celebrar el Día del Camionero.

Y agregó: "si la vida nos quiso hacer pasar la prueba de peronismo, la aprobamos" en alusión a las prioridades que se estableció durante la pandemia: "primero la salud, después el trabajo y en tercer término la producción".

Ante el agradecimiento de Hugo Moyano por su presencia, el mandatario respondió: "Que yo esté en el sindicato con Axel no debe llamar la atención de nadie. Cuando uno está en política debe decidir qué intereses quiere representar y cuando formamos el Frente de Todos tuvimos claro que queríamos representar a los que peor están y a los que trabajan. Todo lo que hicimos en pandemia fue porque tenemos alma de peronistas y para los peronistas no hay nada más importante que el trabajo y la producción", dijo.

En ese contexto, agradeció el rol del dirigente gremial durante la presidencia del ex presidente Néstor Kirchner. "Cuánto quiero y valoro a Hugo. Es un gran dirigente gremial. No hubiéramos podido hacer lo que hicimos con Néstor si Hugo no hubiera estado al frente de la CGT en esos años", el Presidente.

Al tiempo que ponderó: “En este sanatorio se atendió a gente de todo el país  sin otra condición que no fuera la de estar enfermo. Ustedes los camioneros tienen que estar orgullosos los dirigentes que hicieron este gremio. Lo digo por más que me critiquen. Se los dije a los hijos de Hugo. Por eso cuando me preguntó si podía acompañarlos le dije`debo acompañarlos´.

"Hugo Moyano nos puso a disposición el sanatorio cuando no sabíamos si íbamos a tener barbijos. La ironía es que en el hospital de los camioneros es que no sólo se atendieron enfermos de la provincia de Buenos Aires, sino que hubo que enfrentar el parto de una mujer que tenía covid. Se atendió gente de muchas provincias. Cuento esto porque lo que pasa con este sanatorio ha pasado prácticamente con todas las obras sociales. Y cuántos detractores hay en la Argentina de ese sistema. Cuando hizo falta, se pusieron el problema al hombro".

Por su parte, el gobernador Axel Kicillof expresó. "Ni bien Hugo me llamó, acepté de inmediato. Cómo no iba a reaccionar así cuando la misma respuesta recibí cuando firmamos el convenio con el Sanatorio Antártida para recibir pacientes con coronavirus".