Antes de anunciar el fin del aislamiento, el presidente Alberto Fernández dialogó telefónicamente con su par ruso, Vladimir Putin, sobre la compra de la vacuna Sputnik V contra el coronavirus.

La comunicación duró 33 minutos y, si bien no se conocieron detalles, se espera que el jefe de Estado dé a conocer esta tarde los pormenores de la charla cuando anuncie el fin del aislamiento en el AMBA a través de un mensaje grabado.

Fernández estuvo escoltado por el canciller Felipe Solá y por el gobernador Axel Kicillof, que se quedó en la quinta tras la reunión tripartita que mantuvo con el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

El lunes, Fernández anunció que la Argentina estará en condiciones de recibir entre diciembre y enero próximos 10 millones de dosis de la vacuna Sputnik V, desarrolladas por Rusia contra el coronavirus. Se prevé que las primeras dosis serán destinadas al personal de salud, los adultos mayores y la población de riesgo  

"Tuvimos una propuesta de la Cancillería rusa y del fondo soberano de Rusia para ver si Argentina estaba interesada en contar con dosis de la vacuna en el mes de diciembre y por supuesto que dijimos que sí", expresó entonces Fernández.

La conversación fue la reconfirmación de las buenas relaciones entre la Argentina y Rusia, que se inició con el mandato de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner. Incluso, la actual vicepresidenta se reunió hace unas semanas con el embajador de la Federación Rusa, Dmitry V. Feoktistov.