El presidente Alberto Fernández inauguró este mediodía, por videoconferencia, la planta de generación térmica Genelba, de la empresa Pampa Energía, en la ciudad bonaerense de Marcos Paz.

En ese marco, remarcó que "en no mucho tiempo más la economía va a funcionar a pleno" y destacó a los "argentinos que creen e invierten su país", como los que integran la empresa Pampa Energía que finalizó la primera etapa de su central termoeléctrica que alcanzará un potencial de 1247 MW, transformándose en una de las más grandes del país.

“Estoy contento de ver empresarios argentinos que apostaron y acompañan a la Argentina en este momento difícil", dijo el jefe de Estado y agregó en referencia al debate por Vicentin: "Uno se irrita cuando hacen mal uso de los créditos y dejan deudas en el Banco Nación y quiebras sus empresas, pero no es el caso de Pampa".

Por indicación expresa de la Unidad Médica Presidencial, el presidente desarrolla sus tareas habituales desde la residencia de Olivos, restringiendo al máximo posible el contacto con otras personas, en el marco de los cuidados que el Gobierno nacional estableció para amortiguar los efectos del coronavirus COVID-19. Por eso, el mandatario “asistió” de forma virtual al evento.