El presidente Alberto Fernández brindó una entrevista desde Roma, donde este viernes se reunió con el papa Francisco. En diálogo con la emisora Radio 10, el presidente consideró que en lo que va de su gestión, “se logró que la economía se calme y no ande a los saltos”, aclaró que “todavía falta que se ponga en funcionamiento nuevamente”. Además, criticó a quienes cuestionan al Gobierno y apoyaron la gestión del ex presidente Mauricio Macri, que “fueron los que generaron todo este caos”.

“El mundo tiene que entender lo que ha pasado en la Argentina y debe saber que no fuimos nosotros los responsables sino que, además, fuimos los que advertimos que esto iba a pasar. Pero lo vamos a ir resolviendo poco a poco”, aseveró el mandatario. 

“Hemos logrado que la economía se calme y no ande a los saltos, pero todavía nos falta que se ponga en funcionamiento nuevamente. Ya hay algunos indicios de que el consumo comienza de a poco a reactivarse”, señaló Fernández.

Consultado por la deuda externa pública contraída por la gestión de Cambiemos, Fernández resaltó: “Todos sabemos que, en dos años, (Cambiemos) multiplicó por dos la deuda y, en verdad, tomaron esa deuda porque no podían pagar la deuda que habían tomado los dos años anteriores”.

“Terminaron generando un caos en la economía argentina porque, no solo tomaron deuda, sino que se comprometieron a pagarla en muy corto plazo y a tasas altisimas”, enfatizó Alberto Fernández.

En ese sentido, criticó también la gestión de la ex gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal al afirmar que las dificultades que tiene ahora el mandatario provincial, Axel Kicillof, para afrontar los vencimientos de los bonos de deuda “es por el estado calamitoso en que dejaron las cuentas públicas de la provincia de Buenos Aires”.

“No fuimos nosotros los que dejamos las arcas vacías”, destacó Alberto Fernández, y cuestionó a aquellos “políticos que apoyaron todo el caos y ahora hablan como si fueran turistas recién llegados a la Argentina”.

Se trata de la segunda gira internacional de Alberto Fernández como presidente, luego de su visita oficial a Israel, en donde participó en Jerusalén del homenaje a las víctimas del Holocausto. Lo hizo junto a la comitiva que lo acompañó en su primer viaje oficial como Jefe de Estado, compuesta por la primera dama, Fabiola Yañez; el canciller, Felipe Solá; el gobernador bonarense, Axel Kicillof; el secretario de Asuntos Estratégicos, Gustavo Beliz; el diputado Eduardo Valdés y el vocero presidencial, Juan Pablo Biondi.