El presidente Alberto Fernández encabezó un acto en Córdoba, donde inauguró dos nuevos tramos de la Autopista RN 19 San Francisco-Córdoba, y apuntó contra Juntos por el Cambio. Advirtió que  "El 70% de las obras públicas del país estaban paralizadas" cuando asumió el Gobierno y alertó sobre "negocios" privados que rodeaban a esos proyectos y que su gestión debió "desmontar" y luego renegociar con contratistas por unos "35 mil millones de pesos ".

"El precio de las obras es del 30 por ciento de lo que se había pactado en su momento", denunció Fernández sobre los trabajos que fueron reanudados por la Nación y que se quedaron inconclusos durante la gestión anterior de Cambiemos.

Acompañado porel gobernador Juan Schiaretti y el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, entre otros funcionarios nacionales, provinciales y municipales. "Vivimos el problema de los proyectos con la participación pública-privada y tuvo que desmontar todo eso porque fue un enorme negocio para otros, no para el Estado argentino ", dijo el Presidente. En la misma frase, argumentó: "Hoy esas mismas obras que antes estaban bajo aquel esquema público-privado las estamos licitando y el precio es el 30% de lo que se había pactado".

"Estoy muy feliz de poder concretar el compromiso que la Nación había asumido", expresó el mandatario, y contó que los trabajos en la autopista debían ser financiados en un 30% por la provincia y el resto lo hacía la Nación.

"La provincia hizo su parte, pero cuando llegamos todo lo que Nación tenía que hacer estaba paralizado", graficó y resaltó la importancia de la obra pública "para motorizar la economía y generar trabajo" porque, dijo, detrás de esos proyectos "se mueven muchos sectores ".

Fernández reseñó que "lo que pasó con esta autopista no fue muy distinto a lo que fue la obra pública en general" durante el Gobierno anterior. "Esta obra está financiada en gran medida por los préstamos que el BID (Banco Interamericano de Desarrollo) nos ha dado", expresó el Presidente y remarcó: "Así tiene sentido tomar deuda".

Por último, el Jefe de Estado p lanteó que esos préstamos apuntan a mejorar "las condiciones de vida y desarrollo de la Argentina,