En el marco de una videoconferencia con la empresa de electrodomésticos Whirpool, que invertirá USD 40 millones para el desarrollo de un predio productivo de 30.000 metros cuadrados con tecnología de última generación para la producción de lavarropas de alta capacidad de carga, el presidente Alberto Fernández dio definiciones sobre su planteo de retenciones al agro o cuotas de exportación ante la suba de los precios de alimentos.

En ese contexto, el Presidente aseguró que se trata de una maniobra de los productores de alimentos, que cobran a precios internacionales, y puso como ejemplo las exportaciones de carne argentina a China.

“China solo importaba carne envasada y había un número limitado de frigoríficos que tenían capacidad de exportar. Ahora, decidió importar carne con hueso, medias reses y el productor puede vendérsela al carnicero o a China a un precio enorme”, dijo.

Por eso, Alberto Fernández explicó que busca que “ellos exporten porque necesito dólares que entren”, aunque dijo que “lo que no pueden es trasladar a los argentinos los precios internacionales”.

“El Estado sólo tiene dos canales para resolver el problema, dos herramientas que preferiría no usar: subir las retenciones (que en este momento están acotadas) o poner cupos, decir esto no se exporta. Y no hay mucho más tiempo para que decidan”, advirtió sobre las medidas que el gobierno analiza y que generó el rechazo, una vez más, de las patronales agroexportadoras.

Además, pidió que “comprendan de lo que estoy hablando y que la gente me entienda”.” Cuando estoy hablando de estas cosas no estoy contra el campo, estoy a favor de la mesa de los argentinos. Tienen que entender que son parte de la Argentina”, agregó.

“A mí me votaron para ejercer el poder cuando tengo que ejercerlo. No se puede especular en este contexto, no tienen derecho a lastimar la tranquilidad de la gente” afirmó el Jefe de Estado.

En relación al anuncio de inversiones, la empresa de electrodomésticos brindó detalles del plan de inversiones que generará mil nuevos puestos de trabajo, entre empleos directos e indirectos. Además, los lavarropas de alta capacidad de carga que fabricarán en la nueva instalación mediante procesos sustentables que priorizan el cuidado del medio ambiente y serán destinados, en un 70%, a la exportación.