El presidente electo se reunió con el ex mandatario ecuatoriano en México para grabar una entrevista en la que Alberto Fernández dejó en claro una vez más su posición frente a la gran deuda que heredará del gobierno de Mauricio Macri y su deseo de reunificar los procesos progresistas en América Latina. "No podemos pagar la deuda en las condiciones que está la economía argentina", afirmó.

En ese sentido, el compañero de fórmula de la ex presidenta Cristina Kirchner sostuvo que Cambiemos dejará "5 millones de pobres" y lanzó: "El mundo tiene que entender que nosotros no somos como Macri, nosotros no mentimos. Y nosotros no podemos pagar en las condiciones que está la economía argentina".

Ante las preguntas del ex presidente de Ecuador, el mandatario electo insistió, no obstante, en que la Argentina al final siempre pagó sus deudas, y recordó que "el Fondo Monetario Internacional (FMI) le prestó a Macri 57.000 millones de dólares, que representa el 60 % de lo que tiene prestado al mundo".

A su vez, consideró que el FMI adoptó esa decisión "para que Macri pudiera sostenerse" en el Gobierno, y al igual que en otras oportunidades Fernández ironizó que la "campaña política más cara de la historia de la humanidad fue la de Macri. A los argentinos nos costó 57.000 millones de dólares".

“El estado en el que estamos es culpa de Macri y del FMI", agregó Fernández más adelante y dijo que heredará "problemas que jamás se nos ocurrió que podríamos tener". Por último, reiteró que en 2015 los compromisos de deuda de la Argentina representaban el 38 % del Producto Bruto, mientras que en 2019 ya equivalen al 95 %.