El presidente Alberto Fernández anunció el envío al Congreso Nacional del proyecto de Reforma Judicial que servirá para “organizar mejor la justicia federal”, a través de la unificación y duplicación de los juzgados federales. 

Durante su exposición en el Salón Blanco de Casa Rosada, el mandatario estuvo acompañado por los once integrantes del Consejo de asesores que estudiarán el funcionamiento de la Corte Suprema y el Ministerio Público Fiscal. Fue muy duro con la actual situación de la Justicia y pidió un "nunca más" a " la utilización de la Justicia para perseguir políticamente". El presidente eligió, nada menos, que una frase referida a la última dictadura militar. 

“Lo que estamos proponiendo no es otra cosa que consolidar una Justicia independiente, regida por las mayores normas de transparencia y que desarrolle los procesos con celeridad y eficiencia. Estoy convencido que todos los argentinos y argentinas participan de estos propósitos”, dijo Fernández.

Según indicó el Presidente, el proyecto crea la Justicia Federal Penal con asiento en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, “mediante la consolidación de los fueros Criminal y Correccional Federal y Penal Económico”.

“Cada uno de esos tribunales actuarán en lo sucesivo con una de las dos secretarías que actualmente tienen. La restante se convertirá en secretaría de 23 nuevos tribunales que se sumarán para acabar de conformar el fuero”, explicó.

El jefe de Estado indicó que la lógica de ampliación del número de juzgados se basó en “la necesidad de adecuar la labor jurisdiccional a la demanda que deriva de la puesta en marcha del sistema acusatorio que impone el Código Procesal Penal Federal”.

A continuación, destacó la necesidad de "superar que el poder decisorio se concentre en un reducido número de magistrados y magistradas" y consideró que estas fueron las causas para que "este fuero se politizara del modo en que ha ocurrido".

Además, señaló que es "hora de unificar" en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires los fueros Criminal y Correccional Federal y Nacional en lo Penal Económico.

De manera insólita, no estuvieron referentes de la oposición macrista, que decidieron rechazar de plano cualquier "reforma" del Poder Judicial.