El Presidente volvió a mostrarse hoy muy enojado con las personas que no cumplen con el aislamiento social y obligatorio, por lo que aseguró que se seguirá "deteniendo y secuestrando los autos" de quienes circulen sin el permiso obligatorio, y los trató de "inconscientes".

"Son unos inconscientes, y lo que no entra con la razón, entra con la fuerza", advirtió el jefe de Estado en una mensaje grabado enviado al canal A24, y dio más detalles sobre los operativos que se realizan sobre todo en los accesos a la Ciudad de Buenos Aires y puntos neurálgicos de la provincia, como el conurbano bonaerense.

"Con los intendentes acordamos, junto a Axel (Kicillof), que los ellos van a controlar las subidas a las autopistas, arriba de las autopistas, la gendarmería y policial federal hacen los controles, y adentro de la ciudad de Buenos Aires, la policía de la Ciudad; está todo organizado", explicó.

Además, Fernández dio algunas cifras que explican la gran cantidad de autos que hoy continúan circulando: "Hay que tener en cuenta que a Buenos Aires hoy iban a entrar 122 mil personas que trabajan en seguridad y salud, hay otros 100 mil personas que trabajan en alimentación, supermercados, farmacias, negocios de cercanía, estaciones de servicio, todo eso hacen 230 mil personas, que no es nada si tenemos en cuenta que ingresan 9 millones de personas a la ciudad de Buenos Aires".

Pero, a pesar de eso, dijo que "es posible que entre esas personas haya gente que no esté autorizada para salir". "A esas personas les aviso que, donde los encontremos, los detenemos y les vamos a sacar los autos. Son inconscientes", los reprendió.

A partir de hoy, se vieron desbordados por la cantidad de autos y camiones que pretendieron ingresar a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, luego de la aplicación por parte de las autoridades porteñas de restringir la mitad de los puntos de ingreso.

Fuente: El País Digital