Mediante una conferencia de prensa en el Museo del Bicentenario, de la Casa Rosada, el presidente Alberto Fernández junto al ministro de Educación Nicolás Trotta anunciaron la vuelta del Plan Nacional de Lecturas, que apunta a alcanzar a diez millones de niños y adolescentes de nivel primario y secundario de todo el país.

La letra chica del proyecto incluye la conformación de un Consejo Asesor -conformado por rectores, referentes literarios, editoriales y representantes de la comunidad educativa de las 24 jurisdicciones del país- que será el encargado de definir los acuerdos en torno a las colecciones, los textos y las obras que formen parte del Plan.

“Este Plan busca volver a poner un libro en la mano de los chicos, volver a hacer que sus padres les cuenten los mejores cuentos y volver a entender lo valioso de la lectura y del que escribe”, celebró Alberto Fernández. 

Por su parte, el ministro Trotta señaló: "Nos comprometemos a recuperar la tradición de la lectura y promover el conocimiento abierto. Porque leer es un derecho y buscamos hacerlo efectivo”. En el mismo tono, dijo que el objetivo es “llegar a las familias para que las lecturas vuelvan a ser parte de las experiencias cotidianas en los hogares”.

Según las propias palabras del presidente, el programa se propone “garantizar 180 lecturas posibles para los 180 días de clase”. Para tal fin se pondrá en marcha la reedición de la colección “Leer por leer”, destinada a escuelas secundarias y de adultos, y se producirá una nueva serie de antologías para cada año de la escuela primaria.

Según explicó el funcionario a cargo, el 70 por ciento de los menores en situación de vulnerabilidad económica “no han tenido la posibilidad de que alguien les lea un cuento”. Por eso, el objetivo de la iniciativa es “garantizar el efectivo derecho a la lectura como herramienta para democratizar el conocimiento”.

De la actividad participaron los ministros de Cultura, Tristán Bauer; y de Justicia y Derechos Humanos, Marcela Losardo; la secretaria de Educación, Adriana Puiggrós; la subsecretaria de Educación Social y Cultural, Laura Sirotzky; y la coordinadora del programa, Natalia Porta López.

Además, el portal Página 12 agregó que también asistieron el presidente de la Cámara Argentina del Libro, Martín Gremmelspacher; y los secretarios generales de la Confederación de Trabajadores de la Educación (CTERA), Sonia Alesso; de la Unión de Trabajadores del Estado (UTE), Eduardo López; del Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA), Roberto Baradel; y de la Federación Gráfica Bonaerense, Héctor Amichetti; entre otros.

Estuvieron presentes, además, los escritores Claudia Piñeiro, Eugenia Almeida, Guillermo Martínez, Silvia Schujer, Ema Wolf, Alejandro Dolina, Juan Sasturain y Darío Sztajnszrajber.