Acompañado por el Jefe porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador bonaerense Axel Kicillof, el presidente confirmó que el país ingresará ahora a la nueva etapa del aislamiento hasta el 24 de mayo, con excepción de la provincia que gobierna Axel Kicillof y la Capital Federal. 

Desde la Quinta de Olivos, el mandatario señaló, "La Argentina sigue el mismo proceso que esperábamos que ocurra. La cantidad de casos se ha logrado ralentizar un poco más. La cantidad de fallecimientos está en lo que esperábamos". 

"Tenemos un enorme orgullo por el comportamiento de nuestros ciudadanos. Vemos que gracias a eso estamos logrando los objetivos. La situación de la Argentina está bastante controlada", agregó. "La Argentina ha logrado aplanar los casos de coronavirus".

 

Más adelante comparó la situación de la pandemia en Suecia y Noruega, donde el presidente usó como ejemplos las medidas tomadas por ambos países ante el coronavirus para defender el aislamiento social que rige en la Argentina y que entró en una nueva etapa.

"En estos días muchos pusieron ejemplos de países que no hicieron la cuarentena, se mantuvieron abiertos y dicen que lograron resultados económicos ponderables", explicó el mandatario durante la conferencia de prensa en Olivos.

"Me detengo con el caso sueco que es el que más escuché nombrar y lo comparé con un país que está pegado y que hizo lo contrario. Noruega hizo una cuarentena estricta, Suecia no", añadió.

En Suecia hay 25.265 casos positivos, mientras que en el Estado vecino esa cifra es de 8.069. Mientras en el primero la cifra de fallecidos trepó a 3175, en Noruega alcanzó los 218, detalló el mandatario. "Si hubieramos seguido el ejemplo de Suecia hoy tendríamos 13.900 fallecidos", concluyó.

Más adelante, mostró un cuadro con las principales características de las cinco etapas de la cuarentena. En ese sentido, el presidente confirmó que la región del AMBA continuará con la cuarentena obligatoria tal cual como se realizó hasta ahora, a diferencia del resto del país, que iniciará la fase 4 del aislamiento, es decir que se habilitan ciertas flexibilizaciones.

 

 

“No es un avance ni un retroceso, sino trabajar con seriedad, el objetivo no se pudo alcanzar”, argumentó el jefe de Estado, en una conferencia de prensa en la quinta de Olivos.

Esto se debe, según explicó en la conferencia de prensa en la quinta de Olivos, a que “para pasar a la apertura progresiva hace falta que el tiempo de duplicación de casos sea superior a los 25 días, eso se ha logrado en toda la Argentina menos en el AMBA”.