Ante la presencia virtual de sus pares de Brasil, Bolivia, Chile y Paraguay, el presidente argentino Alberto Fernández cruzó fuertemente al mandatario uruguayo, Luis Lacalle Pou, quien había atacado a nuestro país.

“Lo que el Mercosur no puede ser un lastre, un corset en el cual nuestro país no se pueda mover, por eso hemos hablado con todos los presidentes en la flexibilización. Uruguay necesita avanzar en el concierto internacional”, había cuestionado Lacalle Pou. 

Alberto le respondió al final:  “Es fundamental que todos podamos sentirnos hermanos. Si nos hemos convertido en otra cosa, en una carga, lo lamento, la verdad es que no queríamos ser una carga para nadie, porque además una carga es algo que hace que a uno lo tiren de un barco y lo más fácil es bajarse si es que esa carga pesa mucho".

Notablemente molesto por el ataque de Lacalle Pou, Fernández remató: "Hago hincapié en que terminemos con esas ideas que ayudan tan poco a la unidad. No queremos ser lastre de nadie, si somos un lastre que tomen otro barco, pero lastre no somos de nadie, para mi es un honor ser parte del Mercosur, es un honor trabajar junto a ustedes”.

Fuente: El Destape