El presidente Alberto Fernández recibió esta mañana la primera dosis de la vacuna rusa contra el coronavirus. El lugar elegido fue el Hospital Posadas, donde se inició en diciembre la capaña nacional de vacunación.

El mandatario fue inoculado en su brazo izquierdo por la licenciada en enfermería, Marcela Yanni. Tras recibir la primera dosis, Fernández reiteró la “seguridad y eficacia” de la Sputnik V y aseguró que su prioridad es que las vacunas lleguen a la mayoría de los argentinos en el menor tiempo posible.

El mandatario fue inoculado en el Hospital Posadas, el lugar donde comenzó la campaña nacional de vacunación a fines de diciembre. Lo hizo luego de que la  Anmat autorizara la aplicación a mayores de 60 años. Tras ser recibirla reafirmó la seguridad y eficacia de la vacuna.

Tras recibir la primera dosis, el Jefe de Estado indicó que quiere contar con todas las vacunas que estén a disposición y destacó el trabajo realizado para lograr la aprobación que finalmente ANMAT dio el miércoles  a la vacuna Sputnik V para los mayores de 60 años.

Fernández también agradeció al personal de salud por su lucha contra la pandemia y a quienes están involucrados en el desarrollo y distribución de la vacuna.