En un contexto marcado por el reclamo de un gran sector del oficialismo que pide liberar a los presos políticos que fueron detenidos sin condena firme y con cuestionables "arrepentidos", el presidente Alberto Fernández utilizó las redes para denunciar el lawfare en nuestro país.  

"En los últimos años el lawfare se instaló en Argentina. Entonces cuestioné la complacencia judicial y mediática con el poder político que posibilitó la persecución y detención arbitraria de opositores. Nunca más a una justicia que decide y persigue según los vientos políticos", tuiteó hoy el Presidente.

Junto a la publicación, Alberto subió un video en el que afirma que durante el mandato de Mauricio Macri, Argentina "sufrió graves violaciones a los derechos humanos, y el estado de derecho fue vulnerado sistemáticamente mediante la aplicación regional de las tácticas de persecución del lawfare".

"A dos meses del gobierno comenzamos a reparar los daños realizados, exigiendo que se revisen los procesos judiciales y arbitrarios", se dice en el video, que también incluye un fragmento del discurso de la asunción del Presidente, en el que Fernández afirma: "Nunca más a una justicia que persigue según los vientos políticos del poder de turno".