El presidente opinó este domingo que la Ley de Aborto debe sancionarse porque es un "imperativo de la Argentina" y aseguró que "la discusión no es 'aborto sí o aborto no', sino 'aborto en la clandestinidad o en un hospital público'".

"La ley debe salir. Es un imperativo real de la Argentina. El debate no es 'aborto sí o aborto no' sino que la discusión es 'aborto en la clandestinidad o en un hospital público'. Además la ley no hará obligatorio al aborto", consideró Fernández.

En este sentido, el primer mandatario manifestó: "Muchos me decían que hay mujeres que abortaban porque tenían problemas para mantener a sus hijos, para eso hicimos el Plan de los Mil Días, para que ese dilema lo resuelva el estado".

"Espero que tengamos una discusión más sana de la que hubo hace un año, porque ahora si podemos hablar de todo. No empecemos con eso de andar persiguiendo diputados", dijo el Presidente refiriéndose al escrache que le hicieron movimientos que están en contra del aborto a Suarez Lastra.

El martes 17 de noviembre Alberto Fernández anunció con un video, que fue publicado en sus redes sociales, que el Ejecutivo enviaba al Congreso de la Nación el proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Ahora deben comenzar los debates, previo a la votación de la ley.

En tanto, el proyecto presentado presentado tiene algunas similitudes con el impulsado por la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito. Ambos proyectos plantean el derecho a la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 inclusive y que continuará siendo legal el aborto por causales, que rige en nuestro país desde 1921 a través del Código Penal, tales como ser fruto de una violación o cuando hay riesgo la vida o la salud de la persona gestante.

Además los dos plantean la gratuidad de la atención integral de su salud a lo largo de todo el proceso, así como el acceso a información sobre métodos de anticoncepción. Los procedimientos se harán en hospitales públicos y también será cubierto por obras sociales, que los deberán incorporar en el programa Médico Obligatorio (PMO).

En cuanto a la objeción de conciencia: la Campaña no incorpora esa posibilidad en su proyecto, mientras que el ejecutivo habla de objeción de conciencia individual. El artículo 10 del texto que ingresó ayer en el Congreso establece que el profesional tiene derecho a ejercerla pero debe ·mantener su decisión "en todos los ámbitos, público y privado, en que ejerza su profesión" y derivar a la paciente "para que sea atendida por otro u otra profesional en forma temporánea y oportuna, sin dilaciones y adoptar todas las medidas necesarias para garantizar el acceso a la práctica”.

Fuente: Minuto Uno