Este viernes, el presidente Alberto Fernández encabezó en Rosario una nueva reunión del Gabinete Federal, en el marco del programa de Capitales Alternas, junto al gobernador provincial, Omar Perotti, y funcionarios nacionales y provinciales. 

El jefe de Estado anunció la instalación de un hospital de campaña del Ejército en la ciudad de Santa Fe para hacer frente a la pandemia de coronavirus Covid-19 y al creciente número de contagios que se viene registrando en las últimas semanas.

En ese sentido, señaló que el coronavirus "no se fue, vuelve y con más virulencia" en el marco de la segunda ola que atraviesa el país y volvió a defender la decisión de suspender las clases presenciales por dos semanas en el AMBA.

"Es un tiempo muy difícil que hay que comprenderlo", dijo el Presidente en Rosario, al presidir una reunión del Gabinete Federal, en el que volvió a instar a la población a "cuidarse por mucho que nos pese".

Fernández anunció en Rosario que se llevará el hospital de campaña del Ejército Argentino para que se instale frente al Liceo Militar de esa ciudad para "aliviar el problema del Covid" en esa ciudad santafesina. En tanto, dijo que "el crimen organizado no puede ganarnos" sino que es "la Argentina quien le tiene que ganar al crimen organizado".

"Para eso mandamos recursos y agentes federales", dijo el Presidente al encabezar en esa ciudad santafesina una reunión del Gabinete Federal, en la que pidió que los diputados de la Nación "retomen el tratamiento de la reforma de la Justicia Federal".

Antes, el mandatario destacó la implementación de las Capitales Alternas para "sacar al Gobierno nacional de la ciudad de Buenos Aires e involucrarlo en territorios".

"No es lo mismo mirar las estadísticas desde un despacho de Buenos Aires que que venir al territorio. Los números son cifras y detrás hay seres humanos", afirmó al anunciar obras y medidas por 76.616 millones de pesos para la provincia de Santa Fe, junto al gobernador Omar Perotti.

El proyecto de Capitales Alternas fue establecido por la ley 27.589, sancionada en noviembre pasado, que determina 24 ciudades del país donde se realizarán reuniones del Gabinete Federal, creado por la misma norma y, de esta manera, desconcentrar y descentralizar la gestión de instituciones y organismos nacionales para acercarla a las provincias.