Este domingo en diálogo con el periodista Horacio Verbitksy, el presidente Alberto Fernández reveló una charla que mantuvo años atrás con el juez Julián Ercolini, donde el magistrado confesó que estuvo obligado a procesar a la entonces Procurada General de la Nación Alejandra Gils Carbó. 

“En aquel momento el juez que llevaba la causa de Gils Carbó era Julián Ercolini. Lo fui a ver y le dije que era un disparate, vi cómo se agarraba a cabeza y me decía: ‘Pero es lo que tengo que hacer, la tengo que procesar’”, contó el presidente.

La revelación de Fernández surge mientras la Justicia avanza en el cruce de llamados entre "Pepín" Rodríguez Simón, y el ex presidente Mauricio Macri, e investigan la relación de estos llamados con los hechos de persecución al Grupo Indalo.

En este marco, también se sumó el fiscal Gabriel de Vedia quien reveló que en una reunión “Pepín” le comunicó que Gils Carbó debía renunciar. Según El Cohete a la Luna, el encuentro tuvo lugar en la Casa Rosada el jueves 26 de octubre de 2017, mientras que la procuradora renunció cuatro días más tarde, el lunes 30.

En esa reunión, el fiscal le dijo sobre el apriete a Gils Carbó:

–¿No se puede acabar la persecución?

–Mirá –dijo Pepín—, si vos me traes la renuncia, la persecución obvio que se acaba.

–Pero ella no va a renunciar.

–Y bueno –dijo—, meteremos presas a las hijas, y a ella.

Y agregó:

–Va por el orden que digo primero.

La reunión se hizo el jueves 26 de octubre de 2017. Alejandra Gils Carbó renunció el lunes 30.