Con el futuro de la integración regional y el vínculo comercial entre ambos países como temas principales, cerca del mediodía comenzó la reunión entre el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y el presidente electo Alberto Fernández, en tierra azteca. “Es una visita que estimamos mucho. Vamos a recibir al presidente Alberto Fernández, a quien ya felicitamos por teléfono y vamos a platicar y a comer juntos”, comentó López Obrador en la "mañanera", la conferencia de prensa que ofrece cada día a las 7.

Por su parte, el presidente electo realizó horas después una conferencia de prensa, en la que planteo la posible importación de porotos negros al país azteca, habló de los puntos en común con su par López Obrador. “Lo que más siento con el presidente es que tenemos una comunión de ideas y de conceptos sobre como ver el mundo y como ver lo que le pasa a nuestros países y nuestros continentes”.

En ese sentido, Fernández agregó. “Lo que nos estamos planteando son alternativas a lo que ha imperado en los últimos años, por ejemplo, en Argentina. Y es la búsqueda de volver a reencontrar un sistema política que devuelva la equidad, el equilibrio y la igualdad social perdida en América latina”, amplió Fernández.  

Consultado sobre su posicion en terminos geopolíticos y en referencia a la continuidad del ciclo progresista que iniciarán años atras Hugo Chavez, Néstor Kirchner y Luiz Lula Da Silva, entre otros presidentes de la región, Fernández fue contundente: "Efectivamente Ameríca Latina despues del triunfo de (Mauricio) Macri, (Jair) Bolsonaro y (Sebastián) Piñera tuvo la persepcion de que había un siclo de progresismo que había terminado. Honestamente en esos años siempre plantie que eso no era así", señaló. 

Más adelante, describió como  "una bocanada de aire fresco" la victoria de López Obrador en México, y en relación a su próximo gobierno agregó: "Creo que en el mismo sentido se inscribe lo que está pasando en la Argentina".

"Lo que nosotros sentimos es que hace falta encarar políticas que vuelvan a recuperar a los abandonados por el sistema actual. Que vuelvan a poner en el escenario social a los que han quedado al margen. Esa es nuestra prioridad", afirmó el presidente electo. "Nadie quiere que America Latina tenga experiencias como la de Chile", resumió. "Todo lo que pueda hacer en ese sentido, lo haré". 

Asímismo, detalló, "Nosotros no estamos promoviendo un polo progresista en contra dé. Estamos simplemente promoviendo políticas que presten atencion a los que han quedado desamparados por las politicas del presente".

Antes de finalizar, Alberto Fernández se refirió a la posición argentina frente al Fondo Monetario Internacional (FMI). Dejo en claro que cumplirá con las obligaciones, "pero no a costa de más deterioro social". 

 "El FMI es tambien responsable de lo que pasa en la Argentina y le pedimos reflexión sobre el estado en que quedo el país y la necesidad de compresión de que no podemos seguir ajustando a la sociedad argentina", dijo, y advirtió que Mauricio Macri dejara un 40% de pobres.