Este lunes el presidente Alberto Fernández expresó su total solidaridad con el juez de la Corte Suprema Ricardo Lorenzetti quien este domingo sufrió un escrache frente a su casa en la ciudad santafesina de Rafaela. “Quiero solidarizarme con el doctor Lorenzetti, que ayer en su provincia sufrió el acoso, el escrache de un grupo de ciudadanos opositores al gobierno que fueron básicamente a presionar a un juez a la hora que tiene que tomar una decisión”, enfatizó.

También fustigó las manifestaciones en contra del presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, quien recibió amenazas de muerte en contra de él, su mujer Malena Galmarini, sus hijos y sus padres y se solidarizó con la vicepresidenta Cristina Kirchner “que lo vive en su casa permanentemente”. 

“Yo llamo a la reflexión a quienes promueven esas cosas. Porque eso no tiene nada que ver con la democracia, eso no es un reclamo popular, eso no es un reclamo a las instituciones, ese es el más vil de los escraches, propio del fascismo, del nazismo y eso no tiene nada que ver con la democracia”, sostuvo el mandatario.

Dijo que “tal vez hoy podemos poner un punto de inflexión y llamarnos responsablemente a la cordura, a volver a trabajar mancomunadamente, a darnos cuenta que no todo es disputa política”.

Las declaraciones las hizo este mediodía al poner en marcha el hospital municipal “Presidente Néstor Carlos Kirchner”, e inaugurar el servicio de hemodinamia y cirugía cardiovascular en la ciudad bonaerense de Escobar.