El presidente viajará este domingo a México para participar el miércoles próximo de los actos en conmemoración por los 200 años de la independencia de ese país, ocasión para la que fue invitado especialmente por su par Andrés López Obrador, y mantener distintas reuniones bilaterales.

El jefe de Estado será uno de los oradores en la actividad oficial, "en atención a los fuertes lazos de colaboración y amistad entre ambos países y en virtud de los aspectos históricos comunes entre nuestras naciones en la lucha por la independencia", según destacó la carta de invitación enviada por el gobierno de México.

Acompañarán al Presidente el canciller Felipe Solá; el ministro de Economía, Martín Guzmán; la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca; el secretario de Asuntos Estratégicos de la Presidencia, Gustavo Beliz; el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, y el secretario de Comunicación y Prensa, Juan Pablo Biondi.

"La cuestión del proceso latinoamericano, la región y el nuevo rol de México van a estar muy presentes en toda esta visita", señaló el embajador argentino en México, Carlos Tomada, y adelantó: "Este viaje tiene una impronta de lanzamiento para la profundización de las relaciones".

La agenda presidencial incluye una visita al Senado mexicano y también está prevista una reunión con la jefa de gobierno del Distrito Federal, Claudia Sheinbaum.

La visita oficial se completará con encuentros con empresarios, intelectuales y académicos.

Además, Fernández recorrerá junto a López Obrador el laboratorio Liomont, informaron fuentes oficiales.

El 2 de febrero arribó al Distrito Federal el segundo envío desde la Argentina, para el envasado de seis millones de dosis y su distribución en la región.

Liomont contempla llegar a un punto máximo de producción de alrededor de 685.000 dosis diarias, según el anuncio oficial de las autoridades mexicanas.

La estrategia de producción conjunta de la vacuna desarrollada por AstraZeneca y la Universidad de Oxford recibió un fuerte impulso a partir del acuerdo de ambos gobiernos, más la participación de la Fundación Carlos Slim, magnate mexicano de las telecomunicaciones.

El objetivo es producir entre 150 y 200 millones de dosis de la vacuna para ser distribuida en toda América Latina y el Caribe; a excepción de Brasil, que tiene convenios con otros proveedores internacionales.

El acuerdo entre ambos países para desarrollar la vacuna de AstraZeneca fue, en efecto, uno de los temas de conversación en la entrevista que mantuvo el Presidente el 7 de febrero último con dos enviados del gobierno de López Obrador.

Con ambos funcionarios, Fernández analizó los planes de vacunación y el convenio por el desarrollo de la vacuna. También intercambiaron información sobre la vacuna rusa Sputnik V, ya que en las últimas semanas México se mostró interesado en adquirir lotes masivos del fármaco creado por el Instituto Gamaleya.

Fuente: Télam