El presidente Alberto Fernández visitó las instalaciones del laboratorio Richmond en el municipio bonaerense de Pilar, que invertirá 80 millones de dólares durante los próximos cinco años y dijo que la pandemia “nos deja como enseñanza la importancia del desarrollo científico y tecnológico".

El mandatario fue recibido por el intendente local, Federico Achával, y el presidente del Laboratorio, Marcelo Figueiras, quien destacó que con las medidas dispuestas por el Gobierno nacional durante la cuarentena “se evitó una tragedia mayor” y le agradeció personalmente por "todo el trabajo que hizo" en ese sentido.

“Queremos generar trabajo y riqueza para lograr un país más justo”, sostuvo Figueiras, al tiempo que subrayó que en su empresa “hay gente produciendo y creyendo en el país”. 

De la actividad presencial también estuvieron el ministro de Producción, Matías Kulfas; el titular de la cartera sanitaria bonaerense, Daniel Gollan, y el viceministro, Nicolás Kreplak; y el secretario general de Presidencia, Julio Vitobello.

Del proyecto de expansión para los próximos cinco años de Richmond, ya se encuentra en ejecución una nueva planta de alta potencia con tecnología de última generación para elaborar productos para enfermedades oncológicas y para esclerosis múltiple.

También está en marcha el desarrollo de nuevos productos, como artículos de base biotecnológica, que favorecen la sustitución de importaciones, mejoran la accesibilidad y generan ahorro en el sistema de salud.

Además, iniciaron el proceso de ampliación de la base productiva actual a partir de la incorporación de una segunda línea de producción a la planta de Pilar, y de un incremento en la inversión en los laboratorios de I+D, biotecnológicos y de control de calidad.

La firma cuenta con 85 años de historia en la Argentina; se encuentra en un proceso de expansión a nivel regional, y busca continuar con sus inversiones en el país para crear empleo calificado y capacidad científica local.