La peor herencia de Mauricio Macri: dejará una Argentina donde más de 4 millones de compatriotas no pueden pagar una canasta básica de alimentos. En 2015, Cambiemos había prometido "pobreza cera", que quedó muy lejos de la realidad...

Con el objetivo de atacar el peor drama del país, el candidato del peronismo Alberto Fernández lanzará "Argentina sin hambre", que propondrá políticas urgentes y otras de largo plazo. Se buscará garantizar como piso que todos los argentinos puedan acceder a una alimentación básica. 

Entre otras medidas, se propondrá regular el precio de los productos básicos, mientras se propondrán articulaciones entre las distintas instancias estatales (de Nación, Provincia y municipios) para garantizar políticas destinadas a la nutrición de las familias. 

La presentación será hoy y contará con la presencia de dirigentes kirchneristas pero también fueron invitadas personalidades de la cultura y la sociedad civil, como Marcelo Tinelli, Juan Carr y Facundo Manes, entre otros. Alberto pidió que todos los actores se involucren: "Solo un gobierno no puede terminar con el hambre", aseguró. 

Sin dudas, se trata del peor problema que dejará Macri. Recientemente, el Congreso nacional, por iniciativa de la oposición, aprobó un proyecto que declaró la "emergencia alimentaria". La iniciativa fue, insólitamente, repudiada por dirigentes del macrismo.