El presidente Alberto Fernández afirmó hoy que las islas Malvinas "fueron, son y serán argentinas, mal que les pese a algunos" y sostuvo que al archipiélago "no lo vamos a cambiar ni por vacunas ni por deuda", en clara referencia a la sugerencia que Patricia Bullrich hizo acerca de "entregar" las Islas Malvinas a cambio de vacunas de Pfizer.

"Algunos minimizan esas tierras y se atreven a decir que paguemos vacunas entregando a las islas. Me asombra que lo digan en público. A las Malvinas no las vamos a cambiar ni por vacunas ni por deuda; vamos a pelear hasta que vuelvan a ser argentinas", subrayó el presidente al encabezar en el Palacio San Martín, sede de la Cancillería, el lanzamiento de la Mesa de Trabajo Interministerial "Agenda Malvinas 40 años", en el marco de la conmemoración por el Día de la Soberanía.

El mandatario explicó que “la soberanía hoy es un concepto multidimensional” que incluye el aspecto alimentario, cultural y ambiental, entre otros, y afirmó que “ser soberano es no tener que pedirle permiso a nadie para hacer un programa de gobierno y eso tiene mucho que ver con no endeudarnos”.

“Ser soberano es también recuperar la capacidad de manejar esa deuda de modo tal que el pueblo argentino no sufra a la hora de pagarla”, indicó durante la actividad de la que estuvo acompañado por el ministro de Relaciones Exteriores, Comercio Internacional y Culto, Santiago Cafiero, y el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Guillermo Carmona.

El Presidente dijo que “ser soberanos no es otra cosa que la posibilidad de recuperar el derecho a decidir por nosotros mismos” y sumó: “Cuando hablamos de soberanía siempre terminamos hablando de Malvinas porque allí está nuestra soberanía territorial quebrada, rota, mancillada". Fernández pidió "que nadie nunca nos robe el amor por Malvinas, que nunca nadie nos quite el derecho que tenemos sobre esa tierra, nunca olvidemos que hace 40 años fueron allí a dejar su vida cientos de argentinos y tenemos un deber con la memoria de cada uno de ellos”.

De la actividad también participaron miembros de las Fuerzas Armadas, ex combatientes de Malvinas y familiares de los tripulantes del ARA San Juan. Allí, el Jefe de Estado afirmó que “vamos a seguir trabajando por la vías diplomáticas, convenciendo al mundo de que las Malvinas son, fueron y serán argentinas”.