A 14 días de su sanción en el Senado, el presidente Alberto Fernández promulgó la ley 27.610 que legaliza la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) en el país y la ley de los Mil Días, cuidado integral de salud en el embarazo y la primera infancia.

Luego de que hablaran la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, y la secretaria Legal y Técnica, Vilma Ibarra el Presidente firmó los decretos que promulgan las leyes desde el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada. "Para mí es un día de alegría porque cumplí mi palabra", dijo Fernández.

"Hoy es un día de felicidad para todos porque lo que estamos haciendo es una sociedad un poco más igualitaria, un poco más justa", manifestó el Presidente durante la presentación. Además, indicó que "estamos dando un paso importantísimo para que esta sociedad empiece a ser un poquito más igual".

El acto se realizó en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada, y participaron referentes del movimiento feminista que impulsaron la legalización del aborto. La interrupción voluntaria del embarazo se permitirá hasta la semana 14 del embarazo.

Por su parte, la Ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gómez Alcorta, afirmó: "Estamos haciendo historia. Y la lucha, es el motor de la historia. Hoy estamos acá porque se conjugó una larga historia de luchas, junto con la decisión de un gobierno de un Presidente y de una Vicepresidenta, de seguir ampliando derechos ".

En tanto, la Secretaria Legal y Técnica de la Presidencia, Vilma Ibarra, expresó: “Ya no tendremos muertes en abortos clandestinos. Habrá menos lesiones en la salud de las mujeres. Habrá menos perforaciones de útero. Habrá menos humillaciones, menos sufrimientos y esa reparación que hace hoy el Estado nos enorgullece profundamente”.

En la presentación, también se promulgó la ley Nacional de Atención y Cuidado Integral de la Salud durante el Embarazo y la Primera Infancia, conocida como el Plan de los Mil Días, que establece el pago de una Asignación Universal por Hijo a concretarse una vez por año para ayudar al cuidado de cada niño menor de tres años.

"Nadie puede sentirse en paz consigo mismo viviendo en una sociedad con desigualdad" sostuvo el jefe de Estado y resaltó: “Aún quedan tareas pendientes, como la educación sexual para prevenir embarazos que no se quieran".

El Presidente agradeció a los legisladores, en especial a los de la oposición por haberlo acompañado en la sanción del proyecto e hizo mención especial al diputado Daniel Lipovetzky, que estaba presente en el acto.  "La sociedad es mejor porque la capacidad de decidir se amplía. Hay un Estado protegiendo la salud de las mujeres cualquiera sea la decisión que ellas tomen", aseguró Fernández.