El presiente Alberto Fernández se presentará ante la Justicia “en compensación” por haber asistido al festejo del cumpleaños de su pareja, Fabiola Yáñez, realizado en la Quinta de Olivos mientras regía el DNU576/2020, que determinaba una cuarentena estricta y obligatoria. Le ofrecerá al fiscal de la causa una donación a modo de reparación.

El evento social se realizó el 14 de julio del 2020 y el encuentro se conoció en estos días por la difusión de una foto en la que se ve a Fernández y Yáñez junto a otras nueve personas. Nadie tenía barbijos ni respetaban la distancia social requerida para evitar los contagios, reseñaron diferentes medios nacionales.

Su abogado en la causa, Gregorio Dalbón, lo asesoró en la estratégica judicial. "Consideramos que no hay delito, y la jurisprudencia del fiscal marca lo mismo. Alberto tiene intenciones de presentarse ante la Justicia y reparar lo que hizo", afirmó el abogado del mandatario en declaraciones radiales.

Para el letrado Dalbón, el presidente Alberto Fernández “está dando un claro ejemplo superador al enfrentar la causa”, dado que el mandatario “siente el deber ético y moral de hacerse cargo”. En definitiva, se trata de un gesto simbólico hacia toda la sociedad, considerando que se trata de la máxima autoridad política del país. 

Según el abogado, el Presidente le propondrá al fiscal a cargo de la investigación, Ramiro González, realizar una donación, a modo de reparación, a una entidad de bien público. De acuerdo a Dalbón, podría estar dirigida “al Instituto Malbrán”, al tiempo que sostuvo que la intención de Fernández, “por una cuestión ética y moral, es presentarse a la Justicia y hacerse cargo de la situación en Olivos”.