El presidente Alberto Fernández respaldó a su vice, Cristina Kirchner, en el cruce que mantuvo con el Fondo Monetario Internacional por el pedido de una quita en la deuda histórica que contrajo el gobierno de Mauricio Macri al violar los estatutos del organismo internacional de crédito.

En diálogo con radio Rivadavia, el jefe de Estado sostuvo: "Siento que no estamos mal con el Fondo. La observación de Cristina es muy pertinente. Cuando me vinieron a visitar los del Fondo y después con el comunicado, yo les marqué cómo habían incumplido normas que prohíben prestar plata para cubrir corridas cambiarias”.

Cristina le recordó al FMI que "ningún país miembro podrá utilizar los recursos generales del Fondo para hacer frente a una salida considerable o continua de capital". Justamente eso pasó con el préstamos del Fondo, que se destino en buena medida para financiar la salida de capitales. 

Fernández, más allá de este cruce entre su compañera de gobierno y el vocero del organismo de crédito, manifestó que le "gustaría que el Fondo se comprometa con el crecimiento del país" para ayudar "a salir de la catástrofe alimentaria y de pobreza" que atraviesa la Argentina.

Ayer, el diputado nacional Máximo Kirchner, hijo de CFK, también cuestión al FMI: "Financiaron la campaña de Macri, se tienen que hacer cargo", resaltó.