En el acto de inauguración de obras públicas juntos a gobernadores, el presidente de la Nación Alberto Fernández respondió a las críticas que realizó Juntos por el Cambio sobre el primer año de gestión del Frente de Todos.

 “Estamos reconstruyendo un país que otros destruyeron y ahora nos tratan de incumplidores de las promesas, de mentirosos, pero nosotros nunca cambiamos un cálculo de inflación, ni un presupuesto 7 días después de aprobado” afirmó el Presidente.

 “Nosotros no hablamos de segundo semestre, trabajamos en el presente todos los días" agregó el mandatario y sentenció: "cuando el Estado estuvo ausente unos pícaros se llevaron la alegría de los argentinos" durante la inauguración de 30 obras en 12 provincias, que demandaron una inversión de 12.887 millones de pesos.

Ayer Juntos por el Cambio emitió un duro balance a horas de cumplirse un año de que Alberto Fernández llegara a la Casa Rosada en el que cuestionaron  “el avasallamiento de las instituciones” y la ausencia de planificación tanto económica como sanitarias. Fue firmado por toda la primera plana de la coalición.

El jefe de Estado fue directo. “No eliminamos la obra pública como hicieron otros, sino que pagamos la deuda que dejaron. Ellos se olvidan de lo que pasó esperemos que el pueblo argentino no, estamos cumpliendo cada uno de los compromisos que asumimos”, retrucó.

En ese contexto, Alberto Fernández destacó que está cumpliendo su promesa “sin discursos altisonantes, sin hablar de brotes verdes regando a la patria todos los días, sin hablar de segundo semestre sino trabajando en el presente”, en relación a las promesas realizadas por el macrismo. 

El primer mandatario durante el acto en el que dejó inauguradas 30 obras en la provincias de Buenos Aires (18); Catamarca (1); Chaco (1); Córdoba (1); Entre Ríos (1); Mendoza (2); Misiones (1); Río Negro (1); San Luis (1); Santa Cruz (1); Santa Fe (1); y Tucumán (1), hizo una fuerte defensa de la obra pública.

“Estamos haciendo obras en 700 municipios y en los seis meses que vienen vamos a multiplicar por dos la inversión en obra pública como está establecido en el Presupuesto: Vamos a estar llegando a 1.500 de los 2.300 que tiene el país”, dijo.

Alberto Fernández explicó que se trata del cumplimento del plan de hacer “una Argentina federal, que crezca pareja, en cada uno de sus rincones” y mencionó la obra realizada “en el Arroyo del Rey en Lomas de Zamora que le permitirá a 400 mil vecinos terminar con las inundaciones”.

El mandatario estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el ministro del Interior, Eduardo "Wado" De Pedro, el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, junto a quien se comunicará mediante videoconferencia con los gobernadores de Córdoba, Juan Schiaretti, y de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, y la gobernadora de Río Negro, Arabela Carreras, además de intendentes de distintas localidades.

“Estamos trabajando en la culminación de 60 hospitales en todo el país, queremos que la salud no llegue por la pandemia sino porque es obligación del Estado. El peor tiempo parece estar culminando, esperamos poder vacunar a la mayor cantidad posible de argentinos en el verano y que una eventual segunda ola que no frustre el esfuerzo”, cerró.