Acompañado por Estela de Carlotto, Daniel Arroyo, Victoria Tolosa Paz, Marcelo Tinelli y representantes de organizaciones como Cáritas, la Sociedad Rural, Ctera y la CTA, Fernández afirmó que la lucha contra el hambre “no será el plan de un gobierno sino de toda la sociedad”. Además, llamó a los participantes del encuentro a “cambiar la estructura” de la Argentina.

"Cuando termine mi mandato vamos a cumplir el sueño de Alfonsín: con la democracia se puede curar, se puede comer, se puede estudiar", aseguró el presidente electo. “Todos tienen algo para decir y aportar”, afirmó.

Antes de cerrar el encuentro que se desarrolló en sus ya icónicas oficinas de la calle México, en la Ciudad de Buenos Aires, Alberto señaló: "Vamos a tener que cambiar la política de la imposición por las del consenso. Tenemos que estar todos juntos y que nadie se haga cargo del éxito. No pretendo que piensen como yo, sino que quieran una Argentina como yo. Nadie está impedido de participar en esto, esta va a ser la epopeya de los argentinos. Cuando termine mi mandato vamos a cumplir el sueño de Alfonsín: con la democracia se puede curar, se puede comer, se puede estudiar".

En otro fragmento, en referencia a la crisis económica y social que atraviesa el país, habló de las “batallas épicas” que sorteó la Argentina. "Tantas veces nos embarcamos en batallas épicas. Hagamos algo épico que valga la pena, que es terminar con el hambre. Y que no sea el mérito de un presidente sino de una sociedad que se puso de pie avergonzada por esa realidad que se vive", subrayó el presidente electo.

Por su parte, Daniel Arroyo, el hombre de confianza de Alberto Fernández que suena como probable ministro de Desarrollo Social a partir del 10 de diciembre, junto a otros integrantes del Consejo, trabajarán ad honorem y tendrán la misión de "hacer un seguimiento del plan". "El hambre es un combustible para el aumento de la pobreza y para el endeudamiento de las familias", resumió Arroyo.

En tanto, al momento de su intervención, Tinelli apuntó que "lo tenemos que hacer, llegó el momento de hacerlo. Esta realidad es muy difícil de sostener, con tanta desigualdad es imposible poder crecer".

Del encuentro participaron Victoria Tolosa Paz, Agustín Salvia (Observatorio de la Deuda Social Argentina de la UCA), Marcelo Tinelli, Sonia Alesso (Ctera); monseñor Carlos Tissera (Cáritas), Carlos Vila Moret (Sociedad Rural); Héctor Daer (CGT), Estela de Carlotto (Abuelas de Plaza de Mayo), Bernardo Affranchino (Aciera), Roberto Baradel (CTA), Antonio Aracre (Syngenta), entre otros referentes empresariales, sindicales, de organizaciones sociales, de universidades nacionales y de la sociedad civil.

También estuvieron Narda Lepes, Vanesa Herrera Noble, José Luis Tedesco (Aapresid), Esteban “Gringo” Castro (CTEP), Isaack Rudnik (Icepsi), Jaime Perczyk (Universidad Nacional de Hurlingham), Daniel Funes de Rioja (Copal), José Martins (Bolsa de Cereales), Adolfo Pérez Esquivel (Premio Nobel de la Paz), Carlos Achetoni (Federación Agraria), Juan Vasco Martínez (Supermercadistas), Pablo Narvaja (Pastoral Social) y el ministro de Desarrollo Social de Tucumán, Gabriel Yedlin.

La iniciativa contra el hambre fue presentada en la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires, en una actividad que se realizó el 7 de octubre. La puesta en marcha del Consejo Federal Argentina Contra el Hambre es una de las prioridades del próximo gobierno y se vinculará con Presidencia de la Nación.