Alberto Fernández volvió a Córdoba y se reunió en secreto con el gobernador justicialista Juan Schiaretti. Por el momento, Schiaretti sigue en silencio sobre a quién apoyará en las próximas elecciones presidenciales. Fernández se lo reprochó. 

"Parece que a Schiaretti le da lo mismo cualquier proyecto de país. A mi no y a los argentinos tampoco. Si cree que es mejor el modelo de Macri, que lo diga y lo acompañe", ironizó. 

A pesar de que no trascendieron las palabras que intercambiaron Alberto y el gobernador cordobés, el kirchnerista siguió recibiendo el respaldo de todos los peronistas de la provincia mediterránea. 

"Yo no necesito a Schiaretti para ganar la elección. Yo tengo que buscar los votos de los ciudadanos, no los gobernadores. Lo que sí es cierto, es que ha habido gobernadores que se han jugado por mi candidatura y por el proyecto de país que prometemos", aseguró Alberto Fernández.