El martes pasado, el gobierno nacional envió un proyecto al Congreso de la Nación sobre Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) y uno que lo acompaña, denominado, Mil Días, enfocado al acompañamiento del Estado a las personas que decidan tener hijos durante los primeros tres años de vida del niño.

El presidente Alberto Fernández se refirió al por qué de la demora en mandar la iniciativa al Parlamento: "El primero de marzo lo anuncié. Lo teníamos bastante avanzado, pero el 19 de marzo vino el coronavirus y aislamiento y toda la emergencia. No quería sumar más estrés al sistema sanitario", explicó.

En diálogo con Radio Futurock, el jefe de Estado advirtió: "La diferencia con otros tiempos es que, más allá de la enorme lucha del movimiento feminista por esto, yo la verdad me siento el primer abanderado de este reclamo (...) Soy un Presidente que se preocupa activamente porque salga. Yo acompañaré este proyecto para que salga y se convierta en ley", aseguró.

En 2018, un proyecto similar contó con la media sanción de Diputados pero fue rechazado en el Senado. Esta vez la situación parece similar. Los números favorables estarían en la Cámara Baja pero hay dudas de lo que pueda pasar en el Senado.