El presidente Alberto Fernández inaugura hoy 40 kilómetros de la autopista que atraviesa la ruta nacional 7 entre los partidos bonaerenses de Chacabuco y Junín. Sin embargo, se trata de un trazado cuya mitad exacta había sido abierta en el corazón de la campaña 2019 por su antecesor, Mauricio Macri, pero que quedó por la mitad e incompleta, por lo que provocó fuertes inundaciones y tuvo que ser cerrada.

Específicamente, fuentes de Casa Rosada hicieron trascender a la prensa algo que pudieron ver los vecinos y habituales usuarios del trazado: en octubre de 2019 de esos 40 kilómetros que ahora quedarán habilitados en su totalidad, dos tramos de 10 kilómetros cada uno fueron inaugurados por Cambiemos, pero la gestión Frente de Todos tuvo que cerrarlos porque se inundaba la zona, reseñó La Política Argentina.

Es que en esos 20 kilómetros que fueron abiertos por Macri, Guillermo Dietrich y compañía faltaban todos los alcantarillados. Eso generaba que la ruta se inunde y hubo que clausurarla hasta terminarla. Ahora, esos trabajos se completaron y además se terminó el trazado planificado, y además se transformaron esos 20 km en autovía.

Así, lo que hoy inaugura Alberto Fernández a las 11:30 acompañado por el gobernador bonaerense Axel Kicillof y el ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, entre otros, es un total son 40 km completos de autovía, con dos manos de ida y dos de vuelta.

“Fueron inaugurados por el gobierno de Mauricio Macri en octubre de 2019 en plena campaña", aseguran las fuentes, pero disparan duro y señalan que fue acto “solo para la foto, ya que luego de unos meses debieron cerrarse”.