El jefe de Estado, Alberto Fernanández, llegará este moércoles a Catamarca, donde recorrerá la empresa textil Confecat S.A.y se participará del acto oficial del Bicentenario de la provincia del Noroeste argentino.

Según informaron fuentes oficiales, en el acto, pautado para las 18, el jefe de Estado estará acompañado del gobernador de Catamarca, Raúl Jalil.

Además, Fernández realizará una recorrida por la empresa Confecat S.A., donde un empresario textil catamarqueño apuesta fuerte por dos marcas icónicas argentinas.

"El dueño de esa empresa, acompañando el actual proceso de reactivación económica y de desarrollo industrial, hizo su aporte haciéndose cargo de dos marcas icónicas de nuestro país, como Grafa y Ombú, que de ese modo volvieron a manos argentinas", explicaron desde el Gobierno en un comunicado.

Se trata de Carlos Muia, quien -desde Catamarca- compró el 45% de Santista Argentina, el principal productor de denim y ropa de trabajo del país y además adquirió Confecciones Riojanas, una planta que fue cerrada en 2019 y que ahora se llama Confelar.

Muia se radicó en Catamarca hace 40 años, fundó la empresa textil Confecat, es dueño de cuatro plantas textiles en el norte y da trabajo a 1.675 operarios, lo que lo convierte en el mayor empleador de la provincia.

"Comprar Santista fue la operación más importante de mi vida", dijo Muia al referirse a la ex Grafa (Grandes Fábricas Argentinas), que fue fundada hace 95 años por el grupo Bunge & Born para industrializar fibras, y que en la década del '40 sumó a la marca Ombú, que se consolidó como la líder en el segmento de ropa de trabajo.

En Argentina, Santista tiene una planta en Famaillá, provincia de Tucumán, donde trabajan 900 operarios y es líder en la producción de denim y ropa de indumentaria de trabajo con su marca Ombú, entre otras.

La planta de Tucumán produce 2.200.000 metros de tela mensuales, de los cuales 1,2 millones son de jean y gabardina de prendas de vestir y un millón es tela de indumentaria para trabajo.

Es el mayor productor de telas de jeans del mercado nacional y produce el 80% de la ropa de trabajo que se usa en la Argentina.

Santista es dueña de la marca Grafil que produce telas para el sector salud y guardapolvos colegiales.

Muia recuperó también Confecciones Riojanas, que había cerrado en 2019 y ahora tiene dos plantas en La Rioja y una hace más de 11 años en Famatina con más de 100 operarios.